Psicología

Madre y bebé

Madre y bebé

La leche materna es la primera y más saludable fuente de alimentación de los recién nacidos. Las madres que amamantan deben prestar atención a algunos puntos. En primer lugar, la lactancia materna hace que se consuman más calorías, por lo que es importante que las madres cuiden su nutrición. Los alimentos ricos en proteínas, calcio y energía, como frutas, verduras, leche y productos lácteos, deben incluirse en su dieta diaria. El período de lactancia provoca un vínculo emocional intenso entre la madre y el bebé.

Las madres que amamantan pueden estar con su bebé en cualquier momento. Gracias a los métodos de almacenamiento de leche materna, siempre pueden tener leche materna disponible para sus bebés. Aunque la fórmula infantil se usa como alimento suplementario en los siguientes meses, los suplementos de leche materna deben continuar en la alimentación de los bebés. Gracias a los métodos de almacenamiento de leche materna, pueden alimentar a sus bebés con la leche que está disponible en todas partes bajo cualquier circunstancia. Debido al aumento en el desarrollo de los bebés en el futuro, la leche materna puede no ser suficiente. Se puede preferir la leche continua en lugar de o además de la leche materna. Los productos como la leche de seguimiento Bebelac pueden ayudar a los bebés a satisfacer las necesidades diarias de leche de 500 ml durante 6 a 12 meses.

Con diferentes marcas como la bomba de leche Bebedor y la bomba de leche Kraft con funciones manuales o automáticas, las alternativas de recipientes de almacenamiento de leche facilitan la vida de todas las madres. Estos productos ayudan a continuar amamantando tanto como sea posible.

Necesita encontrar la correcta entre las opciones de comida para bebés. Las opciones generales de alimentos para bebés son difíciles de usar para un bebé que es alérgico a la leche de vaca. Básicamente, estos productos generalmente se basan en la leche de vaca. Pero también hay variedades con leche de cabra y leche de soja. Es posible alcanzar la fórmula más adecuada para cada bebé. Los tés para bebés también tienen muchas variedades diferentes. No le dé té a los recién nacidos siguiendo los consejos de los médicos, debe esperar al menos 6 meses para que se llenen. Para empezar, los médicos recomiendan el té de tilo, salvia y manzanilla. Teniendo en cuenta el hecho de que estos tés tienen efectos medicinales, es necesario prestar atención a las cantidades que deben administrarse a los bebés. El té de manzanilla se puede administrar a bebés que han completado 6 meses como gas y antiespasmódico. El té de tilo ayuda al intestino a funcionar en los bebés. El té de tilo evita los gases, el té de menta se recomienda para las náuseas y los vómitos.